Aviso legal

Ley 26/1984, del 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, establece como un derecho básico de los consumidores y usuarios "la información correcta sobre los diferentes productos o servicios" y la educación o divulgación para facilitar el conocimiento sobre su propio uso, consumo o disfrute [artículo 2.1, d)], indicando expresamente que esto, junto con los demás derechos de los consumidores y usuarios, estará nado como prioridad cuando estén directamente relacionados con productos o servicios 2.2).

La vivienda es actualmente uno de estos productos de uso ordinario y generalizado. Su uso por compra o arrendamiento, es una actividad no sólo diaria, sino de gran importancia en la vida del consumidor. La propia Ley 26/1984, parece entenderla como se desprende del hecho significativo de la mención expresa de la vivienda en tres de sus artículos: Artículos 5.2, j), 10.1, c), y 13.2 en los que se discuten aspectos como los materiales de construcción, gastos que pueden afectar al comprador y documentación que debe ser entregada en la adquisición de una vivienda.

El presente Real Decreto surge en vista de la necesidad de regular sistemáticamente un aspecto de especial importancia para el consumidor o usuario, como la información que debe facilitarse en la adquisición o arrendamiento de una vivienda.

Asimismo, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 22 de la citada Ley 26/1984, de 19 de julio, tanto las Asociaciones de Consumidores y Usuarios como los Empresarios relacionados con este sector han sido escuchadas en consulta.

En virtud de ello, a propuesta del Ministro de Salud y Consumo, de acuerdo con el Consejo de Estado y tras la deliberación del Consejo de Ministros, en su sesión del 21 de abril de 1989.